En España, más de 4 millones de personas padecen algún tipo de trastorno crónico y grave del sueño. A su vez, más de 12 millones de españoles se despiertan con la sensación de no haber tenido un descanso reparador.

falta de sueño

El sueño es una necesidad fisiológica básica para el bienestar del ser humano. El buen funcionamiento del organismo depende de él, ya que mientras dormimos nuestro cuerpo se encarga de la reparación física y mental. Lo recomendable es dormir alrededor de 8h diarias, pero lo cierto es que no existe una media testada científicamente que nos asegure al 100% el número exacto de horas necesarias para dormir y descansar. Esto se debe a que las necesidades son multifactoriales, muchas veces dependiendo de la edad. Lo recomendable para los bebés y los niños son más de 12 y 11 horas respectivamente. Durante la adolescencia las horas se reducen a 9 y mientras que somos adultos oscila entre 7 y 8 horas. El mayor descenso se da a partir de los 65 años con 6 horas de sueño. También el factor biológico tiene que ver ya que el cerebro de hombres y mujeres funciona de forma distinta y como resultado ellas necesitan, de media, 20 minutos más de sueño.

Fases del sueño:

Antes de entrar a analizar los problemas del sueño vamos a centrarnos en sus fases para poder discernir qué nos puede estar pasando:

Dentro de las fases del sueño diferenciamos entre dos principales, la No REM y la REM. Estas fases las cuáles son consecutivas se repiten a lo largo de la noche una media de 4 o 5 veces, dependiendo de las horas que durmamos. Estas siglas quieren decir en inglés es Rapid Eye Movement, es decir movimiento rápido del ojo.

No REM:

En esta fase, que es la primera, se produce la transición al sueño mediante la relajación. Nos dormimos de forma ligera y escuchamos ruidos suaves. Esta fase consta de 4 etapas y dura 15 minutos, de los cuáles solo 5 son de tiempo real.

1.2 Adormecimiento: es un 5% del sueño total, son los primeros 10 minutos del ciclo, pueden ocurrir alucinaciones, los ojos se relajan y el tono muscular disminuye.

1.2 Sueño ligero: el 50% del sueño. El ritmo cardíaco y respiratorio disminuyen. Los mecanismos para no despertarnos se activan, se bloquea la información sensorial para facilitar el sueño reparador.

1.3 Transición al sueño profundo: dura de 2 a 3 minutos. El bloqueo sensorial se intensifica.Si nos despertamos, nos sentiremos confusos y desorientados. No soñamos.

1.4 Transición al sueño profundo: dura 20 minutos aproximadamente. Se incrementa el bloqueo sensorial. Si nos despertamos en esta etapa, nos sentimos confusos y desorientados. Tampoco soñamos.

Fase REM:

Es la fase donde el cerebro está más activo, pero a pesar de estar muy activo se produce un bloqueo en las neuronas motrices, con lo cuál no nos podemos mover. Ahora sí que soñamos, soñamos con argumento, aunque eso no quiere decir que nuestros sueños tengan sentido. Una vez llegamos al estado REM, este se divide en dos ciclos, un primero de unos 10 minutos y el segundo se da entre 30 y 40.  Llegados a ese punto nos introducimos en un estado de sueño profundo, en el que nuestro cerebro interpreta los sueños como si fueran reales

Existen muchas afecciones, enfermedades y trastornos que pueden causar los trastornos del sueño. En muchos casos, los trastornos del sueño se desarrollan como resultado de un problema médico subyacente.

El insomnio se refiere a la incapacidad de conciliar el sueño o permanecer dormido. Puede ser causado por un cambio de horario, estrés y ansiedad, hormonas o problemas digestivos. También puede ser un síntoma de otra afección. Este estado puede ser problemático para tu salud general y calidad de vida y se causan potencialmente por distintos factores y afectar a muchos ámbitos vitales:

  • Depresión.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Irritabilidad.
  • Aumento de peso.
  • Limitación en el desempeño en el trabajo o en la escuela.

Desencadenantes del insomnio:

Es muy importante que identifiquemos los desencadenantes del sueño para poder así hacerle frente.   

Alergias y problemas respiratorios.

Las alergias, resfriados e infecciones respiratorias superiores pueden complicar la respiración durante la noche. La incapacidad de respirar por la nariz también puede causar dificultades para dormir.

Micción frecuente.

La nocturia, o micción frecuente, puede interrumpir tu sueño al hacer que te despiertes durante la noche. Los desequilibrios hormonales y las enfermedades del tracto urinario pueden contribuir al desarrollo de esta afección.

Asegúrate de llamar a tu médico de inmediato si la micción frecuente está acompañada por sangrado o dolor.

Dolor crónico.

El dolor constante puede dificultar conciliar el sueño. Incluso puede despertarte después de que te quedes dormido. Algunas de las causas más comunes del dolor crónico incluyen:

Artritis, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, dolores de cabeza persistentes, dolor de espalda baja continuo entre otros.

En algunos casos, el dolor crónico incluso puede exacerbar los trastornos del sueño. Por ejemplo, los médicos consideran que desarrollar fibromialgia podría estar relacionado con los problemas para dormir.

Estrés y ansiedad.

El estrés y la ansiedad con frecuencia tienen un impacto negativo en la calidad del sueño. Puede resultar difícil conciliar el sueño o permanecer dormido. Las pesadillas, hablar mientras duermes o el sonambulismo pueden interrumpir tu sueño si te encuentras en un estado ansioso. Ell estrés provoca una activación constante del cuerpo y como consecuencia, como hemos comentado, sufrir cansancio por la dificultad para dormir y obtener un sueño de calidad..

La cafeína.

¿Sabías que la cafeína aguanta en nuestro organismo hasta 5 horas? Aunque a los más asiduos a un cafelito tras la hora de comer puedan sufrir está recomendación, para obtener un sueño reparador es importante organizar ese último café para que no te impida dormir cuando quieras.

La falta de ejercicio.

La ausencia del ejercicio físico influye en que tengamos un descanso mediocre. Aunque el deporte sea beneficioso para conciliar el sueño, tenemos que tener cuidado con la hora que elegimos para hacer el deporte, ya que realizarlo a última hora puede ser contraproducente, debido a que estimula la energía y acelera el ritmo cardiaco, lo que puede tener un efecto contraproducente. 

dormir bien

La importancia de un buen despertar:

Es importante la importancia del descanso, pero no debemos dejar de lado la importancia que tiene romper con él y despertarnos. Una buena rutina por la mañana puede suponer múltiples beneficios para salud: 

Levántate e hidrátate. Si lo has hecho bien, mínimo llevas 7 horas sin llevar agua a tu organismo y tu cuerpo ya lo necesita.

No cierres las persianas del todo, que entre un poco de luz por las mañanas puede ayudarnos a que nos acostumbremos al cambio de luz y los ojos, y nosotros mismos, no sufran un cambio “traumático” .

¿Conoces las alarmas inteligentes? Pueden resultar muy útiles. Son aquellas que detectan el momento perfecto del ciclo del sueño para despertarte. Pruébalas si sufres cuando suena el pitido matutino y verás como tienes otro despertar. Y, por favor, nada de aplazar 5 minutitos más, comenzarás un nuevo ciclo del sueño. Haznos caso, que solo queremos vuestro bien y podemos garantizar que será peor. 

Si tus buenos hábitos no son suficientes  para dormir bien tenemos lo que necesitas, empezamos con las ZzzQuil y es que estamos hartos de verla en la tele y será por algo, pues es que están hechas de ingredientes naturales y tienen un agradable sabor a mango y plátano y a frutas del bosque. 

zzzquil zzzquil

Si necesitamos un poco más de ayuda encontramos la opción de Aquilea, Aquilea son especialistas en el relax y el descanso, con sus novedosos comprimidos bicapa y tricapa, que esta maravillosa función hacen que se liberen sus componentes a lo largo de la noche. Por un lado Aquilea Sueño 1,95 Mg 30 Comprimidos son bicapa formulado a partir de valeriana, pasiflora y amapola de California.

Aquilea sueño

Y para los que tengáis más dificultades para conciliar el sueño, existe la versión tricapa, que ayuda a mantener un sueño de calidad durante toda la noche. La primera capa contiene Melatonina, que favorece a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño.

 


Aquiles sueño tricapa
En El Boticario en Casa encontrarás toda una categoría especializada en insomnio y nerviosismo, donde encontrarás todo lo que necesites.

Pin It on Pinterest