Cómo afrontar la dentición de tu bebé

Uno de los momentos que más temen los padres primerizos es la dentición. Es entonces cuando muchos bebés comienzan con el babeo, la irritabilidad y las lágrimas, de tal forma que esta experiencia de la dentición en bebés es realmente frustrante, no solo para los padres sino también para el recién nacido.

Por este motivo, es de gran ayuda saber qué esperar durante este momento de la vida del bebé y cómo convertir este proceso en algo un poco menos doloroso. En este post, encontrarás toda la información posible sobre la dentición infantil y cómo aliviar el dolor.

Y recuerda: si piensas que la sonrisa sin dientes de tu bebé es bonita, espera a que sus primeros dientes hagan aparición.

Los dientes de leche se desarrollan mientras los bebés aún están en el útero. Los recién nacidos tienen un juego completo de 20 dientes de leche escondidos en sus encías.

La dentición infantil comienza entre los 6 y los 10 meses

En la mayoría de los bebés, los dientes comienzan a aparecer entre los 6 y los 10 meses. En algunos niños, los dientes aparecen a los tres meses. En otros, no llegan hasta alrededor de los 12 meses. A los niños les salen dientes en diferentes momentos. Una cantidad muy pequeña de ellos nace con 1-2 dientes.

Los dientes de leche pueden llegar en cualquier orden, aunque los dientes inferiores centrales suelen ser los primeros. Los 20 dientes de leche generalmente llegarán cuando su hijo tenga tres años.

La dentición definitiva con los 32 dientes permanentes reemplaza a los dientes de leche entre las edades de 6 y 20 años.

A medida que cada diente de leche llega a la superficie de la encía, ésta se abre para mostrar el diente.

A veces, los bebés se frotan las encías cuando empiezan a salir dientes nuevos a través de la encía. Por lo general, esto no es un problema.

Dentición infantil y síntomas

Sobre la dentición infantil y sus síntomas, la Asociación Española de Pediatría asegura que hay muchos niños que no notan ninguna molestia con la salida de los dientes, así resulta una sorpresa para los padres notar que algo “raspa” en la encía.

Pero otros niños están más inquietos y llorones, babean más y muerden todo lo que alcanzan cuando la encía está hinchada, algo enrojecida y el diente está a punto de brotar.

Durante la dentición en bebés, éstos están más inquietos.

En algunos niños, la pieza dental produce un pequeño hematoma en la encía antes de salir; esto no es importante, el diente (o más frecuentemente la muela de leche) termina saliendo sin problemas.

En el caso de la existencia de fiebre o que los padres noten al bebé enfermo o decaído, la Asociación Española de Pediatría aconseja acudir al pediatra.

Y es que estos signos pueden ser causados ​​por la dentición, o pueden ser simplemente una parte normal del desarrollo o el resultado de infecciones y enfermedades menores. Por lo tanto, lo más razonable es que si el bebé no se encuentra bien, llevarlo al médico de cabecera, especialmente si tiene fiebre o diarrea.

Cómo aliviar las encías doloridas

La prestigiosa Clínica Mayo recomienda que si durante el periodo de dentición del bebe, éste parece molesto, seguir los siguientes consejos:

Frotar sus encías

Es conveniente frotar las encías durante la dentición infantil.

Usa un dedo limpio o una gasa húmeda para frotar sus encías. La presión puede aliviar el malestar que siente.

Mantener las encías frías

Una cuchara fría o un mordedor frío, pero no congelado, son remedios muy recurrentes durante la dentición infantil. Para evitar las caries, la Clínica Mayo recomienda no sumergir estos artículos en sustancias azucaradas.

Si el recién nacido aún se encuentra dolorido o incómodo, lo más conveniente es acudir al médico. Es posible que la dentición no sea el problema.

Prevención de la caries dental temprana

Mención aparte merece algo muy necesario en el desarrollo del recién nacido: la prevención de la caries en la dentición infantil.

En este sentido es recomendable a los bebés de 0 a 6 meses evitar darle bebidas azucaradas. Una vez que se introduzca los sólidos, no darle alimentos con alto contenido de azúcar.

Hay que evitar dar bebidas azucaradas al bebé durante la dentición.

Asimismo, se aconseja no poner a dormir al bebé con un biberón. Cuando está dormido, hay menos saliva en la boca para proteger los dientes. Si el bebé se duerme con un biberón, la fórmula o la leche pueden gotear lentamente en su boca y mojar los dientes. Esto puede producir caries, además del consiguiente riesgo de asfixia que supone que poner a dormir a un recién nacido en estas circunstancias.

Productos para aliviar el dolor durante la dentición infantil

Y para que la dentición de tu bebé no se convierta en una pesadilla, El Boticario en Casa tiene una amplia oferta de productos que, seguro, te ayudarán en esa difícil etapa.

Así, Chamogel Primeros Dientes Gel Dental es un producto para masajes de las encías durante la dentición infantil. Con un sabor agradable, calma y cuida las encías, gracias a un extracto de hojas de malva, y es de fácil aplicación.

Producto ideal para calmar al bebé durante la dentición infantil.

Por otro lado, Nutraisdin Primeros Dientes en gel es un fluido limpiador para los dientes del recién nacido, cuya boca necesita cuidados especiales. Es un gel que refresca de forma sostenida, gracias a sus activos calmantes, aliviando las molestias que ocasiona en tu bebé la aparición de los primeros dientes. No contiene alcohol, ni azúcar ni lactosa. Tiene un sabor agradable y está testado bajo control pediátrico.

Si entre los síntomas de los dientes de tu bebé están las babas continuadas, es muy recomendable Letibalm Peribucal, que evita las rojeces e irritaciones de los labios, contorno de la boca, barbilla y cuello producidos por éstas.

La crema peribucal Letibalm protege el contorno de la boca expuesto a humedad continua, evitando que la irritación pueda llegar a infectarse y convertirse en eczema o causar la aparición de hongos o dermatitis. Y es que crea una fina película protectora que protege la piel frente a la saliva y ayuda a mantener el pH fisiológico cutáneo.

Este producto protege el contorno de la boca durante la dentición infantil.

La textura es especialmente rica, hidratante y cubriente. Esta formulada con manteca de karité, alantonina y bisabolol, que tiene acción calmante.

Asimismo, la firma Mitosyl ha lanzado su Bálsamo Primeros Dientes, un gel con acción antiinflamatoria, calmante y refrescante que alivia las molestias de los bebés de manera prácticamente instantánea.

Por su parte, Dr. Brown’s cuenta con el Mordedor Calmante Coolees Sandia, que se mantiene frío, pero sin estar relleno de gel líquido, por lo que es más seguro. Ofrece un triple alivio contra el dolor, gracias a sus tres texturas distintas: anestesia por frío, alivio de presión y distribución del dolor. Su forma llega a todas las áreas de la dentición en la boca del bebé.

Mordedor Calmante Coolees Sandia, ideal para aliviar el dolor durante la dentición infantil.

Por último, Vitis Baby tiene su gel bálsamo para encías, de sabor neutro, que alivia las molestias asociadas al proceso de la erupción dental, protegiendo y cuidando las encías y proporcionando una sensación refrescante.

Y para terminar este post, os recordamos que, para que el bebé desarrolle unos dientes sanos, es esencial iniciar y mantener una correcta higiene bucal desde una edad temprana, incluso antes de que los primeros dientes sean visibles.

Además, es fundamental elegir los productos adecuados que evite irritaciones mientras lo protege.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.