Te contamos cómo cuidar un tatuaje recién hecho

Descubre los cuidados de un tatuaje recién hecho

Si estás leyendo este post, puede que estés pensando en hacerte un tatuaje o bien lo has hecho hace poco tiempo. ¡Estupendo! Has llegado al lugar correcto, porque te vamos a contar todo los relativo a los cuidados de un tatuaje y muchas cosas más.

¿Qué es un tatuaje?

Los tatuajes son dibujos, textos o formas que se dibujan de forma permanente sobre la piel, mediante la inyección de tinta u otros pigmentos debajo de la dermis, de ahí la importancia de los cuidados de un tatuaje.

Actualmente, el tatuaje está totalmente extendido en las culturas de todo el mundo, de tal forma que se ha convertido en un símbolo generalizado de estilo y expresión personal. Sin embargo, no es un fenómeno nuevo. Sus orígenes se remontan a antiguas civilizaciones, como la Egipcia Antigua, el Japón imperial o las culturas precolombinas. Los primeros tatuajes figurativos del mundo aparecieron en dos momias egipcias de hace 5.000 años y que actualmente se encuentran en el British Museum de Londres. En todas estas civilizaciones, el tatuaje servía para distinguir a un colectivo de personas del resto, como sacerdotes, delincuentes, prisioneros, familias aristocráticas, etcétera.

Sea pequeño o grande los tatuajes necesitan unos cuidados

Posibles riesgos o complicaciones con un tatuaje

Antes de hablar de cómo curar un tatuaje o como han de ser los cuidados de un tatuaje recién hecho, no hay que olvidar que los tatuajes atraviesan la piel, por tanto, pueden provocar infecciones en la piel y otras complicaciones, que la prestigiosa Clínica Mayo nos enumera:

  • Reacciones alérgicas.
  • Infecciones en la piel.
  • Problemas en la piel, como granulomas o queloides.
  • Enfermedades de transmisión sanguínea.
  • Complicaciones en las resonancias magnéticas.

Por otro lado, es importante señalar que recientemente, la revista Redacción Médica recogía una entrevista a Donís Muñoz, de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), quien descartaba que la tinta negra de los tatuajes pudiera provocar cáncer de piel.

En concreto, afirma: “No hay ningún solo caso en la literatura médica que pueda establecer una relación directa entre la tinta negra y el cáncer de los ganglios linfáticos o de otro tipo”. Sin embargo, Muñoz guarda sus reservas sobre el efecto de la tinta de color, a cuyas consecuencias para la salud denomina una “incógnita razonable”.

Qué puede ocurrir durante o después de un tatuaje recién hecho

Es ahora Bepanthol, la firma de Bayer experta en el cuidado de la piel, quien nos cuenta qué puede suceder durante el proceso de realización de un tatuaje en la piel o bien una vez que el tatuaje está recién hecho.

Los cuidados posteriores del tatuaje son esenciales

Dolor

Imposible mentir al respecto, la aguja de tatuaje perfora la piel, así que es muy probable que sientas dolor.

Exudación

No te asustes, sucede en numerosas ocasiones que la piel exuda sangre y plasma.

Hinchazón

La piel tatuada puede aparecer roja o tener líneas elevadas. No te preocupes: es totalmente normal.

Costras que pican

Como consecuencia de los tatuajes, es muy normal que aparezcan costras que producen picor. En este caso, hay que evitar rascarse.

Cómo cuidar un tatuaje

Visto todo lo anterior, a la hora de hacernos un tatuaje es fundamental conocer qué cuidados concretos necesita para que se cure fácilmente, sin grandes molestias o problemas añadidos. En las siguientes líneas te indicamos cómo curar tu tatuaje y generar la pronta regeneración de la piel, para poder lucir tu tatuaje en su máximo esplendor.  Así y gracias nuevamente a la Clínica Mayo, te recomendamos lo siguiente:

Mantener siempre la piel tatuada limpia

Para el cuidado del tatuaje, es conveniente lavar la zona muy suavemente con agua y jabón, el secado se deberá realizar con toques suaves también, sin frotar. En la ducha se ha de evitar los chorros de agua directos sobre la piel recién tatuada.

Entre los cuidados del tatuaje, se encuentra el tener la piel limpia

Utilizar una crema hidratante

Es primordial que la piel esté bien hidratada, de ese modo no se irritará y no picará. La aplicación de la crema hidratante es recomendable hacerlo al menos tres veces durante el día.

Evitar la exposición al sol

Muy importante: no se debe exponer la zona tatuada al sol durante al menos varias semanas.

Evita nadar

Mientras el tatuaje se cura es bueno evitar acudir a piscinas, playas, lagos, etcétera.

Elegir la ropa con cuidado

Tratar de usar ropa que no se pegue en exceso a la piel, para evitar el roce constante.

Espera el tiempo necesario para que se cure

Para un buen cuidado de un tatuaje es imprescindible dejar pasar el tiempo adecuado para que se cure, mínimo dos semanas. Asimismo, como señalábamos más arriba, es importante no quitar las costras, esto aumenta el riesgo de infección, puede dañar el diseño y provocar cicatrices.

Mención aparte merecen los cuidados del tatuaje en verano. Y es que muchas personas eligen el verano para tatuarse, al considerar que es el momento ideal para lucirlos. Sin embargo, es también la época más peligrosa, debido a que los tatuajes están más desprotegidos frente a roces, sustancias y bacterias y el riesgo de infección es alto si no se toman las precauciones adecuadas.

Debemos extremar los cuidados del tatuaje en verano

Por tanto, debemos extremar los cuidados del tatuaje en verano, sea del tamaño que sea, ya que el sol, el calor y la humedad pueden dañar la zona, provocar infecciones y eso incluye a los tatuajes pequeños, aunque creas que un simple detallito en el tobillo o en el hombro no tiene mayor importancia.

Cuidados de un tatuaje con Bepanhtol

Y entre esos cuidados posteriores de los tatuajes que hemos señalado se encuentra el uso de una crema hidratante adecuada y entre todas ellas destaca Bepanthol Tattoo, especialmente desarrollada para proteger y cuidar la piel tatuada y que, por supuesto, puedes encontrar en El Boticario en Casa.

Para los cuidados del tatuaje es muy conveniente bepanthol

La crema Bepanhtol para el cuidado de tatuajes es una emulsión que forma una capa protectora sobre la superficie de la piel, protegiéndola frente al contacto de sustancias irritantes, a la vez que actúa de barrera evitando la pérdida de agua y proporcionando hidratación en zonas localizadas. Además, calma, hidrata y repara la piel, dándole al tatuaje un aspecto de lo más saludable.

Por otro lado, la textura de Bepanthol Tattoo es densa, debido a que contiene 60% lípidos emolientes que protegen la piel, y a la vez permiten que transpire, gracias a su contenido en agua. Así, tu tatuaje está protegido y cuidado.

Para asegurar buenos resultados, es necesario aplicar en la zona tatuada una fina capa de Bepanthol para el cuidado de tatuajes cuatro veces al día. Además, también puede utilizarse antes de realizar un tatuaje para proteger y cuidar la zona.

Para finalizar, un consejo: si piensas que tu tatuaje puede estar infectado o crees que no se esté curando correctamente, consulta con tu médico. ¡Es muy importante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.