Cada año esperamos con gran entusiasmo que llegue la Navidad. Podrá gustarnos más o menos, pero lo que está claro es que es época de reencuentros y, sobre todo, de grandes festines. Seamos de cuidarnos más o menos todos nos excedemos algún día en estas fechas: comidas con los amigos o de empresa y, por supuesto, las fechas especiales con la familia. ¿Sabías que se calcula que en Nochebuena y Nochevieja cada persona consume alrededor 2000 kcal? Es decir, las kcal que consumimos en un solo día las acumulamos en una sola comida. Para más inri, en la cena. Esto acaba provocando que después de unas dos semanas que duran las fiestas de media engordamos entre 2 y 5 kg. Pero hoy no queremos centrarnos en la subida de peso, si no en esas frases que se repiten incluso más que la de “Feliz Navidad”. Esas frases que resuenan en las sobremesas, las de “he comido demasiado”, “que fatiga tengo”, “ayer me pasé” y así, un sin fin más de ejemplos. Así que aflojen el cinturón porque llega la Navidad y vamos a intentar sobrevivir a ella.

Todos nos damos caprichos en estas fiestas y estamos en nuestro derecho, pero tenemos que entender que se produce un gran cambio en nuestra rutina y esto se refleja en nuestro sistema digestivo, quedando resentido.

¿Sabías qué..? Tres de cada cuatro españoles sufren de problemas digestivos en estas fechas. Aunque no nos asustemos, la gran mayoría son problemas digestivos leves, de forma puntual y tras los grandes atracones que nos damos. Pero, ¿de qué problemas hablamos?

Problemas digestivos más frecuentes:

  1. Acidez, ardor y reflujo: pueden ser nuestros peores aliados y están muy ligados. Al hacer trabajar el estómago más de lo normal se produce un exceso de ácido causando molestias en la parte alta del abdomen, el ácido puede llegar a subir al esófago y continuar por la garganta produciendo la sensación de ardor en garganta y pecho. El reflujo es la sensación de sabor agrio en la boca, digamos que sentimos como si la comida volviese desde el estómago.
  2. Náuseas: vienen dadas por la acidez que, al subir por el esófago, nos puede dar esa sensación de tener ganas de vomitar. Por supuesto tenemos que estar muy pendientes a las intolerancias y alergias que son otras de las causantes de las náuseas.
  3. Gases: y es que no solo vamos a comer y beber mucho, también vamos a charlar por los codos. Y, cuando eso pasa, el comer y hablar mucho, se acumula un exceso de aire en el esófago que deberíamos expulsar mediante los eructos.
  4. Hipo: qué vergüenza ¿no? ¿Acaso a alguien no le ha entrado alguna vez? Nos da la sensación que es un indicador de habernos excedido de alguna forma. Pero tenemos que tener en cuenta que el hipo no es más que una contracción involuntaria del diafragma (el músculo que separa el pecho del abdomen), provocando que las cuerdas vocales se cierren. Este movimiento produce ese sonido tan característico y gracioso para el resto. Un truco para quitar el hipo es respirar dentro de una bolsa de papel, estornudar o toser.

Consejos para evitar los problemas digestivos:

  1. Comer despacio: parece algo muy sencillo, pero comer despacio y masticar correctamente a veces se nos olvida al ver la mesa repleta de manjares.
  2. La comida mejor templada: evita comidas muy frías o calientes, con esto evitarás irritar el esófago.
  3. Hidratación: una buena hidratación no solo en la comida sino durante todo el día. Además, es recomendable evitar los refrescos azucarados con gas.
  4. No te saltes ninguna comida: aunque parezca contradictorio haz las cinco comidas diarias que recomiendan los nutricionistas. Queremos ocasionar el menor trastorno posible a nuestro organismo y por eso debemos intentar seguir en la medida de lo posible nuestras rutinas. Hay un truco que es ponerte en el plato lo que quieres comer y así no descontrolarte picando un poco de todo.
  5. Los turrones: cada año aparecen más turrones, pero nosotros te recomendamos que te quedes con los de siempre. Aquí apostamos por el blando y el duro que, aunque también tienen azúcar, están hechos de almendras y resultan un poco más sanos que los que están hechos de chocolate.
  6. Las infusiones: una infusión digestiva puede ser un gran aliado después de una comida copiosa. Existen infusiones específicamente digestivas aunque otras son también muy recomendables como las de manzanilla, jengibre, menta o anís.
  7. No dejes el deporte: sabemos que son fechas complicadas y que nuestra rutina se trastoca por completo, pero no todos los días son de fiesta, así que organízate que aún tienes tiempo para ello. Busca los días para tus sesiones de deporte, olvídate del transporte y ve a los sitios andando. Además, volver a casa andando después de una comida es un gran aliado para la digestión.
  8. Espera para irte a dormir: no te pegues el atracón y te vayas a la cama. Es recomendable aguardar entre 2 y 3 horas. Si tienes molestias estomacales puedes ponerte una doble almohada para evitar que el ácido de tu estómago suba y lleguen los molestos ardores.

No nos olvidemos que lo primero es cuidarse, evitar los excesos y conocer los límites de cada uno, pero si vamos a pasarnos (aún sabiendo que no es lo que debemos hacer) existen una serie de productos que podrían ayudarnos a salir de lo que se puede convertir en un mal día.

 

 

Aboca NeoBianacid Acidez y Reflujo 14 Comprimidos Masticables

NeoBianacid acidez y reflujo está indicado para el tratamiento de los trastornos relacionados con la acidez, como ardor, dolor, reflujo gastroesofágico y gastritis. También está indicado para el tratamiento de los síntomas asociados a las dificultades digestivas, como ardor, pesadez y meteorismo. NeoBianacid puede ser un gran aliado para la prevención de situaciones que puedan provocar irritaciones de la mucosa (administración de medicamentos antiinflamatorios/analgésicos no esteroideos, periodos de estrés psicofísico, cambios de estación, alimentación y estilo de vida inadecuados). Lo bueno es que es apto para embarazadas y para niños mayores de 6 años.

 

 

RefluZero Acidez y Reflujos 20 comp

 

RefluZero Acidez y Reflujos con su composición bucodispersable los comprimidos se disuelven en la boca para estimular la producción de saliva, facilitando la absorción de los componentes por la pared esofágica, consiguiendo aumentar la protección y la lubricación. Es un tratamiento eficaz en casos de acidez y el reflujo gastroesofágico, además no contiene gluten, lactosa ni derivados lácteos.

 

Digest Gases 60 comprimidos

 

 

para aquellos que sufráis de gases encontramos Digest gases 60 comprimidos es un complemento alimenticio que ayuda a la eliminación normal de los gases, formulado a base de Alcaravea, Hinojo, Coriandro y Anís Verde.

 

 

 

 

Aquilea Digestivo 30 Comprimidos Masticables Menta

 

Para los que sufran de malas digestiones encontramos Aquilea Digestivo 30 comprimidos masticables que favorece las malas digestiones y reduce la hinchazón que estas provocan. Ayuda a mejorar la digestión independientemente de la causa del desequilibrio digestivo. Es una forma natural de tratar los síntomas asociados a una digestión pesada o incorrecta. Disminuye la sensación de acidez de estómago, neutralizando el pH ácido y aliviando la sensación de ardor. Alivia los gases facilitando su expulsión.

 

 

Yogi Tea Digestion 17 Bolsitas

 

La mejor forma de terminar una buena comida es una buena infusión y tenemos la de Yogi Tea Digestión, contiene mezclas especiales de hierbas le dan un delicioso sabor y ayudan a digerir las comidas. Combinan hierbas como el hinojo, el regaliz y la menta con reconfortantes especias como el cardamomo, el cilantro, el jengibre y la pimienta negra, haciendo que esta infusión se pueda disfrutar en las comidas o en cualquier otro momento del día. 

 

 

 

Resalim Plus 10 Cápsulas

 

Y por último si sabemos que mañana no nos va a sentar bien lo que bebimos encontramos Resalim Plus 10 cápsulas Recomendado especialmente para situaciones de ingesta excesiva de bebida y comidas pesadas. Reduce el cansancio y la fatiga y favorece la recuperación de la energía diaria. Su exclusiva formulación está cuidadosamente estudiada y desarrollada con una selectiva búsqueda de ingredientes. Contiene vitamina B1, que contribuye al buen metabolismo energético, y vitamina B6, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y regula el metabolismo energético de las proteínas y del glucógeno. Recordad que el mejor completo es la prevención, beber y comer con moderación.

 

Las navidades son momentos de reunirse y disfrutar con los seres queridos, esperamos que con este post disfrutéis todavía más. Os deseamos feliz Navidad.

Pin It on Pinterest

Diseñado y desarrollado por Agencia de diseño web en Cádiz dev2bit