Un niño bebe un vaso de leche. Los lácteos son esenciales en la alimentación infantil

La importancia de los lácteos en la alimentación infantil

La alimentación durante la infancia es clave para asegurar una buena salud en la vida adulta. Por ese motivo es esencial que nuestros hijos adquieran una alimentación variada, suficiente y completa, que debe incluir proteínas, carbohidratos, grasas buenas, agua, fibra, pre y probióticos, vitaminas y minerales.

Por tanto, es imprescindible la incorporación de frutas, verduras y lácteos. La importancia de los lácteos radica en que son un grupo de alimentos, de alta densidad nutritiva, de tal manera que aportan, en un solo alimento, muchos nutrientes, entre los que se destacan los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas y los minerales.

La importancia de los lácteos radica en su poder nutritivo

En este sentido, durante el 64 Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), se presentó el decálogo “Importancia de la leche en la etapa infantil”, un documento elaborado en colaboración con la Fundación Española de Nutrición (FEN) y con la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT).

Los pediatras subrayan en este decálogo que es vital mantener un consumo adecuado de leche y productos lácteos durante los primeros años de vida, ya que este alimento supone un aporte fundamental de nutrientes imprescindibles para el buen desarrollo de los niños.

Beneficio de los lácteos en los niños

Concretamente, el decálogo de la Asociación Española de Pediatría dice acerca de los beneficios de la leche en los niños:

Es un alimento básico dentro una dieta variada y equilibrada

Como decíamos más arriba, la leche es un alimento básico, desde el punto de vista nutricional y en el marco de una dieta variada y equilibraba. También es seguro, confortable, asequible y de vida relativamente prolongada, por lo que su consumo generalizado ha contribuido y contribuye a mejorar el nivel de salud de la población.

Es un alimento básico dentro una dieta variada y equilibrada

La AEP aconseja el consumo de 2-3 raciones diarias de leche y lácteos a partir de los 12 meses de edad.

Contiene proteínas de alto valor biológico

Asimismo, señala que es necesario tomar lácteos porque estos proporcionan proteínas de alto valor biológico, fundamentales para el crecimiento y el desarrollo infantil.

Es la principal fuente dietética de calcio para unos huesos fuertes

Otros de los beneficios de la leche para los niños es que ésta es la principal fuente dietética de calcio. Esto se debe no solo a que cuenta con un elevado contenido en este mineral, sino también a su alta biodisponibilidad, gracias a otros componentes naturales de la leche, como proteínas, fósforo o lactosa.

Los lácteos en los niños ayudan a su crecimiento

Una adecuada ingesta de calcio es fundamental  para el correcto crecimiento y desarrollo de los huesos durante la etapa infantil, en definitiva, para uno buena salud óseo, y en la prevención de enfermedades de la etapa adulta.

Facilita alcanzar las ingestas adecuadas de ciertas vitaminas y minerales

El documento de la AEP recoge que los lácteos son una buena fuente de vitamina A, vitaminas del grupo B y fósforo. Sus características físico químicas permiten que pueda ser enriquecida con vitaminas D (importante para la absorción del calcio, regulación del sistema inmune, control de peso y otras funciones) y con hierro (fundamental para el desarrollo cognitivo de los niños).

Es un buen vehículo de ácidos grasos

Entre los beneficios de la leche figura que es un buen vehículo para la adición de ácidos grasos poliinsoturados, como el Omega-3 DHA, importantes para la función visuaI y el desarrollo neurocognitivo.

Además, estudios recientes demuestran que la grasa natural de la leche podría contribuir positivamente en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular, así como a proteger frente a patologías, como diabetes o síndrome metabólico.

Hay una relación entre consumo de leche y estatura física en niños y adolescentes

La AEP afirma que existe un alto grado de evidencio científica que indica que el consumo de leche y productos lácteos se relaciona positivamente con la estatura física en niños y en adolescentes.

Hay una relación entre consumo de leche y estatura física en niños y adolescentes

Asimismo, la leche y los productos lácteos juegan un papel clave en el tratamiento de la desnutrición infantil, tanto en países industrializados, como, de forma especial, en países en vías de desarrollo.

Su valor nutricional no puede ser sustituido por el de las bebidas vegetales

Las bebidas vegetales (soja, arroz, almendra …)  tienen un valor nutricional inferior al de la leche de vaca, entre otras cosas, porque su proteína es de menor valor biológico y la cantidad y biodisponibilidad del calcio son inferiores a los de la leche.

Existen muchos falsos mitos sobre la leche

Durante los últimos tiempos se ha propagado información sobre los lácteos errónea. Son falsos mitos sobre este alimento, que hoy la AEP derriba.

No hay evidencias científicas que relacionen el consumo de leche con el asma, ni tampoco con una mayor producción de moco.

No hay evidencias científicas que relacionen el consumo de leche con el asma

Por otro lado, la leche no produce síntomas gastrointestinales, como hinchazón o gases, salvo en aquellas personas que tienen algún grado de intolerancia a la lactosa, para los que se recomienda el consumo de leches sin lactosa.

Una adecuada alimentación permite corregir las ingestas de nutrientes deficitarias

A partir del año de vida, puede existir un desequilibrio en el consumo de ácidos grasos, con exceso de grasos saturados y deficiencia de ácidos grasos poliinsaturados, como el Omega-3 DHA, así como de hierro y vitamina D.

Modificando el perfil lipídico de la leche, se puede conseguir leches adaptadas, con un mayor contenido en esos nutrientes esenciales, que permiten completar sus requerimientos.

Las leches de crecimiento son una alternativa útil y complementaria en la dieta para alcanzar las ingestas recomendadas de nutrientes esenciales en la infancia

La leche de vaca no debe introducirse en la alimentación del niño antes de los 12 meses. Optar por leches de crecimiento puede ser uno ayuda útil, complementaria a la dieta infantil, para alcanzar las ingestas recomendadas de nutrientes como Omega-3 DHA, Hierro a Vitamina D.

El Boticario en Casa, consciente del beneficio de los lácteos para tus hijos, cuenta con una importante oferta de estos en forma de yogures para los más pequeños de la casa. Desarrollados por Nestlé, en su gran mayoría, están elaborados con más del 60% de leche y tienen una composición adatada a ellos, con una cantidad de proteínas y grasas acorde con sus necesidades.

En El Boticario en Casa, podrás encontrar Yogolinos

Estos lácteos son fuente de calcio y contribuyen al crecimiento y desarrollo normal de los huesos de los bebés. ¡Y hay sabores para todos los gustos! Plátano, Vainilla, Frutas variadas, Fresa, Pera, Natural, Fresa y Frambuesa y Pera y plátano. ¡Un mundo de sabores, donde seguro tu hijo encontrará el que más le gusta!

Elige salud y bienestar para tus hijos y apuesta por una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable, que también incluya actividad física. ¡Manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.